Los planes de Ólvega (Soria) para usar recursos del Ebro en el Duero desatan otra ‘guerra del agua’.

- El plan de los empresarios y el Ayuntamiento de Ólvega para pinchar el acuífero del Moncayo, del que nace el Queiles, amenaza con detraer más caudal a una masa de agua ya mermada

- Los sorianos activan un plan alternativo tras prohibir el Gobierno central una captación que, además de amenazar con desecar el río Molinal, suponía un trasvase

- Ese frente se suma a la movilización ciudadana provocada por la reclamación de agua del Queiles para abastecer a la creciente agroindustria de la Ribera navarra

- Esas reivindicaciones amenazan con intensificar el deterioro del pantano de El Val, convertido en un vertedero por las aguas residuales de varias localidades sorianas


Pincha aquí para ver la noticia completa




24 vistas